Preguntas frecuentes

¿Qué es la hipnosis?

Vocablo griego Hipnos=Sueño, sis=estado.

Según la Real Academia Española, Hipnosis: Estado producido por hipnotismo. Hipnotismo: Método para producir el sueño artificial, mediante influjo personal, o por aparatos adecuados.

Estas definiciones de la hipnosis son las que más se ajustan a la técnica que practico:

  • Un estado alterado de conciencia
  • Un estado de concentración focalizada.
  • Un estado de relajación profunda, donde se crea un puente entre el consciente y subconsciente, favoreciendo el traspaso de información y liberándola.

La hipnosis no es un sueño, es un estado análogo al él, donde la mente está más activa y sensible. Para mi es una herramienta o instrumento de trabajo altamente valioso, que te ayuda a cambiar hábitos, creencias, en definitiva limitaciones que te impiden sacar la mejor versión de ti mismo. Pero no debe de pensarse que la hipnosis es todo, la hipnosis solo es un estado concreto que nada tiene que ver con el trabajo que se hace cuando una persona está en ese trance de atención focalizada. Todo el mundo puede aprender a hipnotizar claro está, pero después ¿qué? Una vez hipnotizado al consultante hay que saber muy bien el trabajo y la ruta que hay que llevar a cabo en cada caso.

En ocasiones, resulta gracioso escuchar a personas que vienen a mi consulta y me piden que les hipnotice para eliminarles la ansiedad, la adicción al tabaco, que les cure el insomnio o cualquier cosa que tengan, y yo les pregunto por qué creen que padecen esas enfermedades o síntomas y no saben responder; simplemente, me piden que les hipnotice y les resuelva el problema. Ojala fuera tan fácil. Sé que la hipnosis es una herramienta muy potente pero el trabajo que hay que hacer es la clave para obtener un resultado exitoso.

Me suelen preguntar: ¿Qué sentimos cuando estamos hipnotizados?

Cada persona tiene su propia precepción en el estado hipnótico. Todas son agradables. A veces, me dicen cosas tan asombrosas, que podría escribir otro libro con ellas.
Es muy curioso cómo responde el cuerpo de cada persona en ese estado, ya que todas en la primera sesión tienen resistencias y miedo. Unos ríen a carcajadas, otros se ponen rígidos, otros lloran, otros tiemblan. He visto de todo, aunque bien es que a los tres minutos de estar en el proceso el cuerpo se relaja, permitiéndome hacer un buen trabajo
Este es un resumen de algunas de las sensaciones recopiladas por las personas que hipnoticé:

“Un sensación de bienestar, como si hubieras estado descansando profundamente muchas horas”.

“Todo el cuerpo relajado, muchas personas dicen que se le adormece, otras que lo sienten pesado y la mayoría que dejaron de sentirlo en el proceso”.

“Una gran sensación de plenitud”.

“Durante toda la sesión sienten que están presentes”.

“Los sentidos se les agudizan: Sienten más la temperatura, esta suele bajarse, a nivel auditivo escuchan sonidos que antes no tenías consciencia que los percibían, visualmente más agudeza en los matices”.

“Sensación de que el tiempo no pasa, a todos se les hace cortó el tiempo de la sesión”.

“Sensación de no estar hipnotizado”.

Es curioso porque la mayoría por no decir todos, en su primera sesión me dicen: “Yo no entrado en hipnosis, yo he estado consciente todo el rato, lo he escuchado todo”, y muchos comentarios de ese tipo.

Creencias equivocadas sobre la Hipnosis

A quien la desconoce, la hipnosis suele causarle miedo, y ese miedo es un obstáculo real para que puedas entrar en hipnosis.
Alguno de los miedos más comunes son:

  • El hipnotizado queda a merced del hipnotizador.
  • Pérdida de conciencia y voluntad.
  • No se entera de nada.
  • Te pueden obligar a hacer cualquier cosa.

La persona que acepta la hipnosis, es consciente de todo cuanto sucede a su alrededor y nadie puede obligarla a hacer nada que ella no quiera y permita.

Si al hipnotizador le pasa algo cuando estas hipnotizado, te quedaras en ese estado para siempre. Si la hipnosis se interrumpe accidentalmente, se sale de ella de la misma forma que se sale del sueño.

Con hipnosis se puede curar todo.
No es cierto, la hipnosis solo es una herramienta, y está por sí misma no cura nada. El trabajo que se puede hacer con una persona en hipnosis es fantástico, pero como todo, tiene sus limitaciones.

Los trabajos que se puede hacer con ella son diversos y puede ayudar en muchos procesos, como: obesidad, depresión, insomnio, problemas sexuales, eliminación de dolor, tabaco……

¿Con una sesión de hipnosis es suficiente?

No. Sabemos que aprendemos a través de la visualización y repetición. Una sesión dejaría un trabajo incompleto y volvería a aparecer otra vez la limitación que se estaba tratando.
Es cierto que depende lo que se trabaje necesitara más o menos sesiones.

Solo los débiles mentales pueden ser hipnotizados.
Esta afirmación se la debemos al Dr. M Charcot, hoy en día no se sostiene.

Todo el mundo entra en hipnosis todos los días, con o sin hipnotizador.
El estado hipnótico es el proceso que trascurre entre la vigilia y el sueño. Y todos pasamos por ese proceso a diario.

Para obtener resultados, se ha de llegar a niveles muy profundos.
No es cierto, durante una conversación relajada y distendida, se pueden aceptar sugerencias y sugestiones beneficiosas. ¿Acaso no nos sugestionan con la prensa o la televisión……… y no estamos profundamente hipnotizados?

¿Cómo se graba un recuerdo?

Debe producirse dentro del cerebro dos acciones en milésima de segundo. Debe responder al estímulo y mantener la información indefinidamente. Las experiencias y recuerdos negativos o desagradables que son esenciales para sobrevivir, ya que son un medio de autoprotección, que desarrollamos desde la infancia.

A través de un neurotransmisor (norepinefrina y adrenalina), que es el encargado de poner en funcionamiento la memoria a largo plazo. Ante una situación emocional fuerte ordena al cerebro que grabe la experiencia, como recuerdo, y así poder echar mano de él, si es necesario.

Un trauma hace que el recuerdo del incidente borre la memoria del consciente y se guarde en el inconsciente o subconsciente.

¿Cómo puede un recuerdo traumático provocar un síntoma?

Cuando no puede salir hacia el exterior por el consciente.

Si la emoción o el recuerdo traumático, cargado de química y dolor, es negado, es ignorado o borrado, para no sentir el dolor de la vivencia, quedando sin resolver, permanece encapsulado y oprimido. Entonces, se archiva en el subconsciente quedando reprimido. Al estar reprimido, busca una salida al exterior, y si no sale por el consciente busca la manera más adecuada para salir. Para ello, utilizará alguna parte del cuerpo, provocándole un síntoma, de modo que pueda ser escuchado y resuelto.
Un síntoma insano solo es energía emocional que sale por donde no debe. Cuando pasamos las emociones en forma de recuerdo del subconsciente al consciente, por el siempre hecho de recordarlo deja de estar reprimida, saliendo de su opresión sin necesitar provocar ningún síntoma para ser escuchado.

Hast que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida. Y tú le llamarás destino. Carl Jung.